Tarotistas

Tarotistas y su forma de trabajar

Los tarotistas son profesionales de la interpretación y lectura del tarot, un buen tarotista se forma durante un período de tiempo que puede oscilar entre uno y dos años, durante este tiempo estudia cada una de las cartas del tarot profesional. Así mismo profundiza y aprende a interpretar las distintas combinaciones que se pueden dar, estudia la historia de los arcanos.

tarotistas

Sus dibujos, colores y demás simbolismos que le ayudaran en sus consultas profesionales. El tarot de Marsella es uno de los preferidos y más usados por los profesionales de las consultas de tarot y videncia, ya que su diseño y colores vivos, hacen que la interpretación sea más fácil y visual. Además de ser un tarot del amor que transmite mucha información al profesional.

Los mejores tarotistas coinciden en que la principal virtud que debe poseer una tarotista buena, es la vocación, sin vocación es imposible que se llegue a ser un gran profesional tanto en este sector como en otros muchos. Cualquiera no puede convertirse en tarotista 806 de la noche a la mañana o por haber realizado un curso formativo. La formación es importante, pero lo es mucho más la vocación y el interés por el mundo del tarot, así como tener una sensibilidad y capacidad para comprender, entender y saber ver todo lo que las cartas ofrecen.




Los mejores tarotistas de España

Para formarse, las tarotistas buenas recurren casi siempre a alguien de confianza que ya tenga experiencia y formación, de este modo estas personas experimentadas se convierten en maestros de los nuevos tarotistas, les guían y les dan las pautas y consejos que ellos a su vez recibieron de otros maestros tarotistas sin gabinete. En otros casos la persona que desea formarse como tarotista, no encuentra a nadie en su círculo con la preparación necesaria para ello, por lo tanto deben recurrir a escuelas privadas o tarotistas expertos que se dedican a la formación de nuevos profesionales.

No hay edad límite para formarse como tarotista profesional, solo es necesaria la vocación de la que hablábamos y tener especial sensibilidad para captar e intuir, que no es lo mismo que ser vidente, es una capacidad o sensibilidad que muchas personas tienen a la hora de percibir sensaciones, emociones o experiencias, esta aptitud les hará mucho más fácil leer toda la información que las cartas del tarot le ofrecen, así como interpretarlas y adaptarlas a la consulta formulada por la persona en cuestión. No es necesaria esta sensibilidad para poder ser una buena profesional, pero influye mucho en el resultado final.




Es igual que si un médico no tiene sensibilidad o empatía con los pacientes, podrá ser un buen médico, pero al final se verán carencias que se deriven de la falta de empatía o sensibilidad. En el mundo del tarot pasa lo mismo, es necesaria tanto la vocación como la aptitud o capacidad del profesional que se quiere dedicar a la consulta de tarot profesional.